Murales Mercado Artesanal

MERCADO ARTESANAL DE GUAYAQUIL

El Mercado Artesanal de Guayaquil ofrece a los turistas y visitantes variedad de souvenirs (recuerdos) y todo tipo de artículos de factura artesanal. Su origen sucede cuando a inicios de la década de los años ochenta, un grupo de artesanos amantes del arte y la cultura ecuatoriana tiene la iniciativa de agruparse para buscar donde exponer su obra dando facilidades para que los visitantes y turistas adquieran sus productos en un solo lugar.

Debido a su persistencia consiguieron que la M. I. Municipalidad les conceda en alquiler el edificio donde todavía se encuentran ubicados, es así como el Mercado Municipal Artesanal Guayaquil fue inaugurado el 24 de julio de 1982. Posteriormente se fundaría la “Asociación Interprofesional de Artesanos 20 de Julio”.

El edificio de dos plantas es obra del arquitecto Alfonso Correa, fue construido por la municipalidad y cubre el área de una manzana, en su interior está organizado en cubículos distribuidos por pasillos donde los más de 600 artesanos y comerciantes exhiben sus productos de todas las regiones del país en 250 locales.

Además encontramos artesanos y talleres que se especializan en joyería, relojería, elaboración de artículos en cuero, madera, cerámica, textiles, acero, plata, entre otros. Destacan manufacturas relacionadas con los pueblos y nacionalidades indígenas como textiles, ropa, instrumentos musicales y adornos en cerámica. Es importante mencionar que alrededor del 50% de los comerciantes que allí comercializan sus productos artesanales pertenecen al pueblo indígena Otavalo.

MURALES EN MERCADO ARTESANAL DE GUAYAQUIL

Identidad Guayaca

Una clásica escena barrial de la ciudad, donde la gente se empodera del espacio urbano.

Observadores, transeúntes y curiosos se unen como espectadores de un partido de ecuavolley improvisado entre dos aceras. Una tarde callejera se vuelve el anfiteatro de diálogos altruistas y chismes de ayer. Partidarios y rivales se encuentran en una panorámica confrontación cara a cara, aquí no importan los partidos políticos, ni los esquemas sociales.

Poniendo al «guayaco» como protagonista e imagen principal. La obra marca un instante crucial en una jugada clave, el todo dibujado en una secuencia infinita de trazos y colores energéticos que caracterizan una ciudad llena de vida. El paisaje se confunde y nace de la estrella simbólica de Guayaquil, su ícono.

El artista Joachim Ampuero muestra en sus murales rasgos y valores importantes de la realidad Guayaquileña.

La obra habla de un patrimonio vivo que se transmite de generación a generación. Una memoria latente y digna representación pintoresca de la urbe. Poniendo a su gente como protagonista e imagen principal.

La Tejedora del Sombrero

Habilidades cautivadoras que muestran las tejedoras de sombreros usando sus dedos como herramientas para crear cada detalle y armar hermosas piezas de paja toquilla, que lucen como un precioso objeto en quien lo use.

Una actividad practicada en las provincias de Azuay, Cañar, Manabí y Santa Elena, demostrando el trabajo arduo y el talento de los ecuatorianos a lo largo de nuestro país.

Ajedrez

Más que un juego de mesa un modelo de planeación a vivir. Sereno y metódico el tablero representa la ciudad donde cada ficha se mueve a paso decidido, ciudadanos que marcan logros y derrotas en su día a día. Una juventud que batalla portadora de esperanza cultivando estrategias y experiencias hasta lograr la victoria en jaque mate frente a la adversidad citadina.

Zapatero

Zapatero a su zapato, uno de los oficios más antiguos de la historia, imprescindible habilidad y maestría artesana para crear calzado de punta. El zapatero no solo repara y confecciona este saber hacer ha sido protagonista de los logros y pasos históricos que ha alcanzado la ciudad de Guayaquil, caminando a la par con las memorias que han marchado por hacer que esta ciudad brille.

Guacamayo Junior

La Flora y la fauna guayaquileña demuestran la belleza de su naturaleza, de sus paisajes y del brillo de su gente. La calidez de su gente son muestra de cariño hacia lo que nos rodea, inspirándonos a querer proteger ferozmente de los más frágiles. Respetando lo más preciado, la naturaleza en todas sus formas, nos cautiva a admirar su belleza indiscutiblemente.

Niña soñadora

La ilusión y la fantasía de un niño son aportes para su desarrollo como adulto, la evasión y la imaginación creativa son necesarios para la búsqueda de una plenitud soñada. Proteger a la juventud y resguardar sus ilusiones es permitirles crear sus propias realidades a futuro.

Cuarenta

Luego del fútbol esta el 40, un clásico del barrio. Una tradición cultural de la urbe. Todos conocemos a aquel personaje que habla y bromea que tiene más chistes que canas, ese astro del 40 quien entre cada baraja saca más memes que aces bajo la manga. Jugar cuarenta es una «gosadera» que representa el espíritu guayaco donde el más respondón gana la partida en caída y limpia.

Joachim Ampuero

Es un artista belgo ecuatoriano, con una amplia experiencia en proyectos artísticos que van desde el diseño hasta el muralismo, su formación académica en el medio de las artes plásticas inicia desde los 16 años siguiendo formaciones teóricas y prácticas en la esfera artística.

Posee una Licencia en Artes Visuales y del Espacio de la Universidad. de St. Luc / Bruselas, además de un diplomado en Gerencia en Comunicación Estratégica de la Universidad Casa Grande / Guayaquil.

Ha expuesto sus obras en el exterior participado en concursos plásticos dentro y fuera del País.

Su línea gráfica se destaca por su realismo y sus colores marcados en una composición gráfica muy expresionista. Transmite y plasma su visión gráfica del arte siguiendo un trazo espontáneo contrastado y energético.

Reside actualmente en Playas, donde posee su taller y Galería privada.

Cuenta de instagram @joachimampueroart