Inicio de sesión

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[1]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[7]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[6]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[5]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[4]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[3]‬

 Reutilización de elemento de catálogo ‭[2]‬

 

 

Si el país estaría muy bien, nosotros estaríamos mejor; pero cuando el país anda mal, nosotros andamos bien: Alcalde Nebot

miércoles, 26 de octubre de 2016


​​Lo que destacan las obras que realiza el Municipio de Guayaquil en la ciudad es la autoestima, la alegría que despierta en los guayaquileños, afirmó el alcalde Jaime Nebot, durante una entrevista en Radio Morena, la mañana del miércoles 26 de octubre, al referirse a lo hecho por su administración, cuya acción continúa y es fuente de orgullo de los guayaquileños, a pesar de la grave crisis que afecta al país.

“Lo importante es la vida de la ciudad; la obra es un medio de vida de los ciudadanos. Hoy día, el guayaquileño está optimista, tiene autoestima, tiene alegría, y cuando digo guayaquileño, me refiero al que nació aquí y a los que han venido de otras provincias, que son los guayaquileños de corazón y que, muchas veces, quieren más a la ciudad de los que hemos nacido aquí, y eso es lo que hay que lograr, el bienestar de los ciudadanos, pues la obra es un vehículo para aquello”, ha expresado.


Nebot dijo que los problemas económicos no afectan al gobierno sino a la población y, sobre todo, a los más pobres. “El desgaste, el fracaso de un gobierno afecta a todos los ecuatorianos. A mí me duele (la crisis que afecta al país), pero ese dolor no puede embargar a Guayaquil porque no tiene porqué embargarla: si el país estuviera muy bien, nosotros estaríamos mejor; pero ahora, aunque el país anda mal, nosotros andamos bien”.


Y para corroborarlo, recordó los óptimos parámetros financieros en que se desenvuelve la ciudad, donde, insistió, no existe compromiso incumplido y todos los contratistas se encuentran al día en sus pagos y con sus obras ejecutándose sin contratiempo y eso, subrayó, no obstante la fuerte depresión económica que atraviesa la nación. En referencia reveló que el gobierno le adeuda a la ciudad las asignaciones que por ley le corresponde, del mes de septiembre.



Los grandes proyectos avanzan

“Y lo más importante –destacó- que a pesar de la crisis económica del país, los grandes proyectos de la ciudad, de ese Guayaquil del futuro, del siglo 21, que ya llegó y llegó para quedarse, para felicidad de todos, para alegrarle la vida a todos, están en marcha. Y eso, que cuando yo me comprometí con aquellos, no sabía que iba a sobrevenir esta crisis”.

La lista de estos grandes proyectos contemplan el recién inaugurado terminal terrestre de la vía a Daule, un tercero, que aunque no fue motivo de compromiso alguno, se construirá en la vía a la Costa; la rueda de la fortuna, La Perla, la más grande de Sudamérica, en el Malecón Simón Bolívar, que a partir de hoy es una opción de diversión para la comunidad guayaquileña y nacional y un ícono turístico de primer orden; la Aerovía, nuevo sistema alternativo de transporte aéreo suspendido, que unirá a Durán con Guayaquil, ya fue adjudicado y en 45 días se firmará el contrato de crédito con la Agencia de Desarrollo Francesa, a 20 años plazo, con 5 años de gracia y al 5,8% de interés anual; también señaló que avanzan todos los programas del nuevo aeropuerto intercontinental de Daular.


“La lucha por el puerto de aguas profundas se ganó, el puerto será en Posorja, Guayaquil, hecho por la empresa privada, como tiene que ser, y estamos a punto de obtener la competencia, en cuestión de días, para dragar el canal de acceso a los puertos guayaquileños y darle más competitividad, más complementariedad, más competencia, a todos los puertos de Guayaquil, con los puertos del Ecuador y con los puertos del Pacífico Sur”, prosiguió.


La enumeración continuó con la planta de tratamiento de aguas residuales de Las Esclusas, ‘la obra más importante en la historia de Guayaquil en materia de saneamiento, de salud preventiva, de descontaminación del Estero Salado, beneficia a un millón de habitantes y ya se firmó’; igual que ya se suscribió el contrato para la rehabilitación del alcantarillado obsoleto para 265 mil personas que habitan en el suburbio guayaquileño.


También recordó que el puente sobre el río Daule que unirá a Samborondón con Guayaquil se encuentra ya en construcción y el segundo puente, que comunicará con el vecino cantón de Daule, se licitará en los próximos 30 días.


“Esto se hace en un país en crisis, en esta ciudad que no está en crisis, porque el espíritu guayaquileño nunca va a estar en crisis. Aquí no hay milagros, aquí hay trabajo, hay conocimiento, aquí hay solidaridad, previsión, aquí hay orgullo de ser guayaquileño, y por eso, yo les digo a los guayaquileños, […] cuando tengan que escoger, entre los que los que los han empobrecido, aquellos que no tienen nada que ver con la pobreza, que la pobreza les molesta y por eso quieren que gobiernen los ricos, y los que hemos gobernado para todos, especialmente para los pobres, con efectos positivos en la calidad de vida de la gente, en libertad y en progreso, esa es la opción que hay que seguir escogiendo para progresar, porque hoy día se sabe qué ciudad progresa y qué país, desgraciadamente, no progresa”, ha sentenciado.



El interés de la inversión inmobiliaria

El alcalde guayaquileño también puso cortapisas a las intenciones gubernamentales de reactivar el proyecto de impuesto a la plusvalía, la que, recordó, su definición económica la ubica como el interés de la inversión inmobiliaria, una forma, dijo, de proteger la inversión en un inmueble.


En este cuadro, determinó que al vender en 40 mil dólares una casa comprada con 20, hace algunos años, este valor solamente le alcanza al dueño de la casa, para comprar otra igual, pero a los 40 mil dólares con los que ha vendido la suya, ya que lo que ha pasado es que se ha protegido de la desvalorización del dinero, pues el valor que hoy se paga por una casa, solo alcanza para comprar una casa igual, entonces cómo se va a apropiar el estado de ese margen sin perjuicio del dueño de la propiedad.


“Con ese mismo criterio del estado, una persona que, en vez de comprar una casa puso su dinero en una póliza de acumulación y esperó 20 años, también, ese interés que ha ganado, es del estado. Entonces, así se va llegando, de dedo en dedo, a donde quieren llegar y esto conspira contra el derecho de la familia ecuatoriana a prosperar. En una economía en grave estado de salud, poner más impuestos es liquidar el derecho a la prosperidad, es recaudar menos, pues mientras más suban los impuestos, menos se va a recaudar y, encima, se va a empobrecer a los ciudadanos y, eso, es un absurdo”.




Contacto:


Dirección: Pichincha 605 entre Clemente Ballén y 10 de Agosto
Teléfonos: (593 4) 2594800
Correo: info@guayaquil.gob.ec




© 2018 GAD Municipal de Guayaquil - Guayaquil, Ecuador (LOTAIP Art. 7 Lit. O)