Categorías
Ciudadano

Municipio informó a empresas de vallas publicitarias sobre retiro de estas estructuras que no han sido regularizadas

En el Salón de la Ciudad, directores municipales se reunieron con representantes de empresas propietarias de vallas publicitarias con el objetivo de informarles sobre los operativos para retirar aquellas estructuras que no hayan sido regularizadas.

“Muchas de las empresas rompen aceras, veredas, dañan árboles. Tenemos informes de Obras Públicas y de la Fundación Guayaquil Siglo XXI. A partir de la presente reunión se les notifica y se les da la oportunidad para regularizar”, explicó Joyce Zeballos, asesora legal de la Alcaldía.

Este proceso se da en base a la Ordenanza Sustitutiva de la Codificación y Reforma de la Ordenanza para la instalación de rótulos publicitarios que se promulgó el pasado abril. Ese cuerpo legal otorgó un plazo de un mes para que las empresas se acerquen al Municipio a pagar los valores pendientes por uso de la vía pública. Posterior a ello, las mismas compañías tienen un periodo adicional de 18 meses para obtener los permisos necesarios.

“Tienen que acercarse a regularizar el permiso, hacer el trámite correspondiente para que con el informe técnico se determine sobre la continuidad de la estructura”, señaló Efrén Baquerizo, director de Espacio y Vía Pública.

Durante el encuentro, a cada representante se le entregó una carpeta con la liquidación de los costos que deben pagar. Para ello pueden acceder a convenios de pago. “La gran mayoría ha puesto indiscriminadamente estructuras, sin embargo, reconocemos los derechos adquiridos y a aquellas empresas que sí han cumplido con todo”, advirtió Zeballos.

Por su parte Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia, aclaró que el operativo de retiro ya está en marcha. “Mientras yo no reciba individualmente la notificación por parte de la Dirección Financiera de que determinada valla publicitaria se encuentra al día en sus obligaciones económicas o permisos municipales que le faculten estar allí, así como el informe pertinente de la Dirección de Riesgos de que no representa una amenaza por su defectuosa instalación, procederé”, afirmó el funcionario. Los costos por el retiro de las vallas serán cobrados a las empresas.

Además, el director de Riesgos, Allan Hacay, indicó que ha detectado que muchas vallas están en mal estado. Por ello pidió a las empresas un certificado de utilidad estructural emitido por el Colegio de Ingenieros Mecánicos y una póliza de seguro con responsabilidad a terceros.

Zeballos insistió que no solo es necesario pagar los valores pendientes sino también completar el trámite de regularización. Se calcula que en la ciudad existen 500 vallas publicitarias, de las cuales al menos 100 no cuentan con los permisos del caso.