AFECTACIONES​​

Afectaciones

Antes de empezar...

De clic en la pregunta que desee ampliar, se desplegará un menú con toda la información que necesitará.

Muchos niños y niñas con discapacidad, son discriminados o sobre protegidos, esto también impide su desarrollo y se considera una forma de maltrato. Los padres, cuidadores o maestros de niños y niñas con discapacidad, los maltratan cuando:

  • No les permiten asumir roles en la vida cotidiana del hogar
  • No los integran a las actividades familiares y sociales
  • Lo ayudan innecesariamente en actividades de vida independiente como: vestirse, bañarse, cepillarse los dientes, comer, etc.
  • No lo toman en cuenta cuando habla o quiere participar del diálogo
  • Se niegan a reconocer la existencia de la discapacidad

¿Cómo reconocer si el niño o niña está siendo afectado?

  • ​Siempre está alerta, como si algo malo le pudiera ocurrir
  • Se presenta extremadamente retraído, pasivo o sumiso
  • Llega temprano a la escuela y otras actividades
  • Parece estar aterrorizado de sus padres y llora o protesta cuando es hora de irse a su casa
  • Se encoge o se disminuye cuando un adulto se le acerca
  • Falta a la escuela con frecuencia
  • Con frecuencia muestra falta de higiene
  • Dice que no hay nadie en casa que lo pueda cuidar o atender
  • Demuestra cambios repentinos en su comportamiento y en su desempeño escolar
  • Tiene problemas de aprendizaje que no pueden ser atribuidos a una causa física o psicológica específica; se concentra con dificultad​

¿Cómo reconocer si hay negligencia en contra de un niño o niña?

Cuando el adulto:

  • Demuestra poco interés por el niño o niña
  • Se le notifica sobre situaciones físicas o médicos pero el niño no recibe tratamiento
  • Niega la existencia de los problemas del niño o niña en casa o en la escuela, o lo culpa por estas dificultades
  • Pide a los maestros o cuidadores que utilicen fuerza física severa como método de disciplina, si el niño se porta mal
  • Piensa que el niño es por naturaleza malo, problemático o que vale poco
  • La forma de referirse al niño o niña es despectiva o violenta
  • Exige resultados físicos o académicos que el niño no puede alcanzar
  • Muestra cierta dependencia afectiva con el niño: lo necesita para satisfacer sus necesidades emocionales, exige toda su atención​